El Problema del Agua

Un taller diseñado para facilitar la reflexión sobre el impacto de nuestro modo de vida en el ciclo natural del agua.

Nuestro equipo se desplaza a los centros educativos para realizar las actividades de este taller, adaptando las mismas a las características de los participantes y a la temporalización solicitada.

Reserva ahora >>

Descripción

Un caballito de mar se aferra a un bastoncillo

Para desplazarse con las corrientes, los caballitos de mar se aferran a algas u otros detritos naturales. En las aguas contaminadas de la isla indonesia de Sumbawa, este ejemplar se agarró a un bastoncillo de plástico. «Ojalá esta foto no existiese», dice el autor de la fotografía Justin Hofman.

Esta fotografía, que puede parecernos muy lejana, resume de una manera sencilla el impacto de nuestro modo de vida sobre el medio acuático. No es necesario viajar a Indonesia para encontrarnos con escenarios similares, en los que la “presión” del ser humano sobre la naturaleza puede dejarnos sin palabras. Un ejemplo muy cercano podría ser la desembocadura del Río Segura, en Guardamar del Segura, lugar en el que podemos encontrar hasta 3.000 fragmentos de plástico por metro cuadrado.

El plástico amenaza la vida…

Un manto de microplásticos forma parte del paisaje cotidiano de nuestro litoral, reflejo del final del recorrido de usar y tirar que rodea nuestras vidas de supermercado. A la playa de los Tusales, al norte de la desembocadura del río Segura, llegan todos los años toneladas de estos restos de envases, que no solo afean el paisaje, también se infiltran en la cadena trófica de peces y aves en el mar y la playa, y hay evidencias de que se transfieren a lo largo de la cadena alimentaria y llegan hasta nuestros platos. Según un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York y la Universidad de Minnesota, que analizaron 159 muestras de agua tomadas en distintos países de cinco continentes, el agua del grifo que usamos para beber está contaminada con fibras de plástico microscópicas.

Dicho estudio concluye también que, si los microplásticos están presentes en el agua del grifo, esto significa que, con toda probabilidad, se encuentran también en los alimentos que consumimos que están preparados con agua, como el pan, la sopa, la pasta o la leche de fórmula para los bebés.

Nuestra forma de vida puede suponer un problema para el ciclo natural del agua

Utilizando la Pedagogía Activa como metodología, este taller desarrolla actividades didácticas para adentrar a los participantes en el origen e importancia del ciclo del agua. Dependiendo de las características de los mismos, se abordarán otras cuestiones relacionadas con el ahorro de agua, el impacto medioambiental y social del consumo de plásticos, y su relación directa con el ciclo del agua. Trabajando, en último lugar la relación existente entre el consumo energético destinado al tratamiento, distribución y depuración del agua, y las emisiones de CO2 vinculadas a esa producción energética, el cambio climático y la contaminación por acidez del agua.


UTILIZAREMOS LA PEDAGOGÍA ACTIVA PARA ADENTRARNOS EN LOS SIGUIENTES CONTENIDOS
.

Consumo Responsable

Reflexionamoss sobre la importancia de modificar nuestros hábitos de consumo de agua e identificamos las acciones en las que podemos reducir el mismo.

_____________________

Huella Ecológica

Abordamos la modificación del paisaje y sus consecuencias sobre la biodiversidad, el impacto de los llamados “microresiduos” y la acidificación de los océanos.

_____________________

Ahorro Energético

Mostramos la relación existente entre nuestro modo de vida y el elevado gasto energético destinado al tratamiento, distribución y depuración del agua.

_____________________

_____________________

– TALLER –
El Problema del Agua

Un taller diseñado para facilitar la reflexión sobre el impacto de nuestro modo de vida en el ciclo natural del agua.

Reserva ahora >>

_____________________

Información adicional

Equipamiento

Aula Itinerante El Valle